viernes, 26 de febrero de 2010

Los Valores Familiares

Los valores familiares -- Cómo ayudar a su hijo durante los primeros años de la adolescencia

Childlike drawing of children shaking hands with an adult

¿Qué puedo hacer para que mi hijo desarrolle valores morales y sepa distinguir entre lo bueno y lo malo?

Todos queremos que nuestros hijos desarrollen el respeto y la compasión por otras personas. Queremos que sean honestos, decentes y considerados—que sepan defender sus principios, cooperar con otros y actuar responsablemente. Queremos que tomen decisiones morales. Las recompensas que otorga infundir los valores morales de un jovencito son enormes: los muchachos que crecen con valores fuertes, consistentes y positivos son más felices, se destacan más en sus estudios y estan mas propensos a contribuir más a la sociedad.

Hable con su hijo sobre los buenos valores y por qué son importantes. Así como los niños necesitan ser guiados académicamente, tambien deben ser educados en los valores de una sociedad civil—valores como amar al prójimo; el dinero hay que ganarlo con un trabajo honrado; decir la verdad y ser honesto; respetar a los demás, respetar su propiedad y respetar sus opiniones; y asumir responsabilidad por las decisiones que uno toma.

En palabra y en hechos, los padres juegan un papel importante ayudando a sus hijos a distinguir entre lo bueno y lo malo y entre lo correcto y lo no correcto.

Muchas de las amanezas a nuestros hijos hoy en día no por casualidad suceden, si no porque así lo escogieron—cosas como beber alcohol y manejar, fumar, coger las drogas, entrar en la actividad sexual y dejar el colegio.

Las investigaciones indican que los jóvenes que ejercen un comportamiento riesgoso tienen mas probabilidad de ejercer otros, por lo tanto los padres deben ayudar a sus hijos a entender los riesgos y las consecuencias potenciales de sus decisiones—no sólo en el futuro inmediato si no durante toda la vida.

Afortunadamente la mayoría de los jovencitos comparten los valores de sus padres en sus aspectos más importantes. Sus prioridades y principios, así como su buen ejemplo del buen comportamiento le puede enseñar a sus adolescentes a tomar el camino correcto a pesar de que el camino fácil sea muy tentador. Estas son algunas formas que usted le puede ayudar a su hijo a desarrollar valores morales:

    Sus prioridades y principios, así como su buen ejemplo del buen comportamiento le puede enseñar a sus adolescentes a tomar el camino correcto a pesar de que el camino fácil sea muy tentador.
  • Si usted persiste en terminar un deber difícil, su hijo estará más inclinado a terminar su tarea y sus deberes.
  • Cuando usted se niega a beber alcohol antes de manejar, su hijo se fija.
  • Cuando usted acepta una pérdida en la cancha de baloncesto con gracia, su hijo aprende que el ganar no es el todo.
  • Si su hijo ve que sus padres se tratan con respeto, este es el ejemplo que llevará consigo en sus relaciones y en su matrimonio.
  • Cuando su hijo ve que sus padres aprecian a las personas de todas las razas y religiones, es más probable que tenga amistades diversas.
  • Cuando usted le señala a la cajera que le entregó cambio de un billete de diez dólares y usted le dio un billete de cinco, su hijo ve cómo funciona la honestidad en acción.
  • Cuando su hijo observa a sus padres tomar decisiones difíciles—"Vamos a comprar un auto usado para poder ahorrar dinero para las vacaciones familiares"—se da cuenta.
  • Si usted acepta los fracasos como parte íntegra de la vida—si usted se levanta y sigue adelante—es más probable que su hijo aprenda a sobrevivir las penas de la vida.
  • Si usted tiene la capacidad de reírse de sus propios errores, su hijo será más capaz de aceptar sus imperfecciones.
  • Si usted se ofrece como voluntario en un albergue, será más probable que su hijo demuestre compasión por los menos afortunados.

Su actitud ante el dinero y las posesiones también moldean las actitudes de su hijo. Si usted cree que su valor y el de otros se define en términos materiales, como los carros, las casas, los muebles y ropa bonita, es más probable que su hijo adopte las mismas actitudes. Es muy importante que usted cumpla con las necesidades de su hijo, pero debe guiarlo para que sepa discernir la diferencia entre lo que necesita y lo que quiere. La chaqueta de cuero cara que tiene que comprar puede ser una buena compra, si tiene los fondos.

Al darle un salario usted le ayuda a comprender el valor del dinero. Usted decide cuánto le da tomando en cuenta sus recursos, la edad de su hijo y qué gastos se supone que cubra con esta cantidad (almuerzos, ropa, donativos para la iglesia, entretenimiento y otras cosas). Un salario permitirá que su adolescente aprenda a ahorrar y a gastar el dinero con sensatez.

Todas las personas desean vivir los valores de la familia, como el amor, el cuidado, la intimidad, la aceptación, el compromiso y la responsabilidad compartida.

Otros valores de la familia se basan en los principios por los que podemos definir las normas de lo correcto y lo incorrecto, la forma de lograr objetivos de salud y felicidad, y los medios prácticos para el éxito.

En esta sección queremos proponerte alternativas para convertir momentos cotidianos en oportunidades para tratar temas relacionados con diferentes valores familiares como la igualdad, interculturalidad, trabajo, generosidad, la alegría, sinceridad, respeto, protección de la naturaleza, reciedumbre, vida social, obediencia, orden, fomentar valores como la solidaridad y empatía y potenciar el desarrollo de capacidades cooperativas.

Se orienta con el referente de los derechos humanos universales. En ellos se identifica la dignidad de la persona como el bien esencial alrededor del cual se definen un conjunto de derechos válidos para todos y todas, independientemente de cualquier diferencia física, económica o cultural.

La referencia a los derechos humanos apunta a valores de una alta significación ética que se constituyen en formas de vida ideales y en comportamientos deseables. Los valores que emanan de la dignidad humana hacen referencia a la libertad, la igualdad y la fraternidad. Estos bienes comparten la remisa de que las personas son valiosas en sí mismas, que requieren trato digno y libertad para realizarse como seres humanos plenos.

A lo largo de su vida, las personas se adhieren a valores de distinto tipo, lo cual es parte de su desarrollo y libertad personales. Para alcanzar un marco ético de convivencia plural y armónica, basado en unos valores deseablemente compartidos por todos, la escuela puede y debe educar en aquellos que derivan de los derechos humanos y, por ello, considerados universales.

En ese sentido, los valores que aborda el Calendario se basan en el respeto a la dignidad humana. Son incluyentes, porque en un diálogo que apele a la razón, difícilmente encontraríamos detractores a los mismos; son valores de los que todos queremos disfrutar, independientemente de nuestra cultura, religión o convicción política.

Son valores universales también porque son aspiraciones que no declinan, aparecen siempre como imperativos indispensables, casi esenciales de la naturaleza humana. no es concebible una época en la que la amistad, la tolerancia, la solidaridad no sean condiciones deseables para nuestra existencia. Actitudes como el esfuerzo y la autorregulación son requisitos necesarios para realizar los valores compartidos por la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada